Semana 13 ... no es buena semana

publicado a la‎(s)‎ 24 abr. 2014 18:28 por Mario A. Estrada P.
No es que sea particularmente supersticioso, por ejemplo, cuando el jugador de la mesa adjunta deja un split, no me detengo y tiro cuando tengo la oportunidad, sin embargo, en esta ocasión pareciera que las supersiciones (sobre todo esa que tiene que ver con un número maléfico) cobraron su venganza, ya que a juzgar del resultado de nuestro juego de la décimo tercer semana, todos los resultados fueron ... los peores.

No, no estoy exagerando, en esta ocasión nos lucimos al lograr los juegos más bajos que jamás hayamos jugado en una liga y aunque nuestros contrincantes tampoco se lucieron por su desempeño, no fue suficiente para que lográramos un solo punto en toooda la noche. 

Muchos dirán que las mesas estaban muy difíciles ... y si, definitivamente lo estaban, aunque tampoco hay que descartar el chispazo de genialidad que tuvimos todos en cada tiro.


El primer juego, para sorpresa de todos, lo jugamos únicamente dos de nosotros: Mike y un servidor, ok, fuí un poco sarcástico con eso de la "sorpresa para todos", ya hasta finales del séptimo tiro llega triunfante Alonso, sin bolas, pero llegó, bueno, no me lo vayan a malinterpretar, pero llegó únicamente con una bola dura, ok, otra vez, eso se lee algo extraño, es decir, llegó nada más con la bola para tiros de spare, por lo que tuvo que utilizar equipo prestado, por lo menos teníamos bolas de sobra para que probara a ver con cual se sentía más agusto jugando.

En consecuencia de este primer juego incompleto, perdimos por 18 pinos, como podrán ver en la hoja de resultados esto no mejoró al estar completos, ya que se incrementó la diferencia en nuestra contra, nos ganaron el segundo juego por 36 pinos. Creo que ese segundo juego fue el mínimo en mi récord personal, un vergonzoso 103 a pino neto, muy lejano de mi promedio de 165, creo que ahora subirá estrepitosamente mi promedio (¡Que vergüenza!)

El tercer juego de la noche probó ser aún peor para nosotros que los dos anteriores, ya que nos ganaron por 47 pinos, ¿ya qué? total, nos terminamos las cervezas de la cubeta y al final agradecimos a nuestros contrincantes por haberse divertido jugando con nosotros. 

Aunque a pesar de todo, lo divertido de la noche fue la convivencia y el buen rato, ok, eso lo digo ya después de que se me pasó el coraje de haber jugado tan mal, pero ya tenderemos otras semanas, otras oportunidades para mejorar nuestro juego.

¡Salud!

No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.



Comments